sábado, 7 de enero de 2017

N-502, la carretera nacional desconocida (I).

Colaboración de Jacobo Hernández Torrado.

En Extremadura tenemos varias carreteras nacionales que son de titularidad del Estado. Algunas de ellas muy conocidas, como la N-630 que la atraviesa de norte a sur o la desaparecida N-V, convertida ya en la práctica en la A-5, aunque mantenga la antigua denominación en los pocos tramos urbanos que se conservan.

En Cáceres tenemos además la N-521 y la N-110, mientras que en Badajoz están la N-430, la N-432, y la N-435.

Sin embargo, existe otra nacional, en el este de la provincia de Badajoz, que no es tan conocida como las anteriores: es la N-502, de Ávila a Córdoba.


Discurre por Extremadura cerca de las localidades de Castilblanco, Herrera del Duque y Fuenlabrada de los Montes, teniendo un tramo común con la N-430 ya cerca del límite de provincia de Ciudad Real.

Trazado actual de la N-502
No tiene su origen en el Plan General de Obras Públicas de 1940, llamado "Plan Peña", donde se definieron las carreteras nacionales, sino en una reclasificación de las mismas por la antigua Ley de Carreteras de 1988.

Ya en el año 1986, la N-502 aparecía en los primeros documentos del Plan General de Carreteras de 1984-1991.


Y es recogida en la Red de Interés General del Estado de la citada ley de carreteras de 1988.


La carretera fue conformada mediante trozos de carreteras ya existentes:

  • El trozo comprendido entre Ávila (N-110) y Casar de Talavera (N-V), que era la antigua C-502. En rojo en el siguiente mapa.
  • El trozo entre Talavera de la Reina (N-V) y Herrera del Duque, que formaba parte de la C-503. En verde.


  • El trozo entre Herrera del Duque y el puerto de los Carneros, que era parte de la C-413. En dicho puerto estaba previsto que llegara el trazado de la N-430 que en 1988 todavía se encontraba pendiente de construir. En amarillo.
  • El trozo entre el puerto de los Carneros y Almadén, el trazado propuesto no estaba perfectamente definido. Indicaba que sea aprovecharía un tramo de la C-413, desde el puerto de los Carneros hasta la BA-V-4014, camino vecinal de la C-413 a Garbayuela; a continuación la BA-V-4151, camino vecinal de Garbayuela a Tamurejo, y la antigua C-503 entre Tamurejo, Agudo y Almadén. En azul.
  • Y entre Almadén y Córdoba formaba parte de la C-411, de Almadén hasta el empalme con la N-432, en Espiel. En morado.


De los cinco trozos en que se definió la carretera, el primero y el último están fuera de Extremadura, por lo que no los trataremos en este post, aunque son los menos problemáticos, pues sus trazados no experimentaron grandes variaciones.

Por tanto, en la parte que nos ocupa, la zona extremeña, vamos a estudiar el trazado de la carretera desde la pedanía de Puerto Rey, donde se ubica el limite provincial entre Cáceres y Toledo, hasta el límite provincial de Badajoz y Ciudad Real, donde la N-502 y la N-430 comparten trazado, aunque esto será después de ver los cambios producidos en la planificación de la carretera.

1. Origen de la carretera, la comarcal C-503

Los orígenes de la N-502 en su trazado extremeño están en la antigua carretera C-503, de San Martín de Valdeiglesias (Madrid) a Almadén (Ciudad Real), que se definió en el citado Plan General de Obras Públicas de 1940.


Esta carretera se formaría con la unión de las siguientes carreteras:

  • Carretera de tercer orden de Talavera de la Reina a San Martín de Valdeiglesias.
  • Carretera de tercer orden de Talavera de la Reina a la de Navahermosa a Logrosán, en La Nava de Ricomalillo.
  • Carretera de tercer orden de Herrera del Duque a la de Navahermosa a Logrosán, en La Nava de Ricomalillo.
  • Camino vecinal de Agudo a Tamurejo.
  • Carretera de tercer orden de Almadén a Agudo.

Su trazado podemos verlo materializado en el siguiente mapa, con diferentes tonalidades de verde para cada tramo.

Trazado planificado de la C-503
Históricamente, en la parte norte, su trazado discurre entre la pedanía de Puerto Rey y Herrera del Duque, atravesando las provincias de Cáceres y Badajoz.

Según el trazado propuesto, la carretera no tenía continuidad entre Herrera del Duque y Tamurejo. Como veremos más adelante, éste fue uno de los problemas a resolver durante mucho tiempo.

También hay que resaltar que en 1984 se transfirieron carreteras del Estado a la recién creada Comunidad Autónoma de Extremadura. En dicha transferencia se incluyeron todas las carreteras locales del Ministerio. También las nacionales cuyo itinerario se desarrollaba íntegramente en Extremadura (N-523 y N-435R) y verificaban las condiciones de la Ley de 1988 y por las que no se transfirió la N-521. Respecto a las comarcales, todas fueron transferidas menos una, precisamente la C-503, pues estaba ya programada su inclusión en la futura N-502, que estamos tratando en este post.

Vamos a analizar las carreteras, con tramo en Extremadura, desde su origen hasta la actualidad.

1.1. Carretera de tercer orden de Herrera del Duque a la de Navahermosa a Logrosán.

En el caso del tramo de carretera correspondiente entre Puerto Rey y Herrera del Duque, la carretera antecesora a la C-503 era la de "tercer orden de Herrera del Duque a la de Navahermosa a Logrosán", que partía de la localidad pacense de Herrera del Duque y empalmaba con la carretera de "Navahermosa a Logrosán" en la localidad toledana de La Nava del Ricomalillo.

Trazado de la carretera. Mapa Memoria de Obras Públicas de 1883.
Este tramo, como veremos, ha sufrido a lo largo de la historia grandes cambios de trazado, que podemos apreciar en la siguiente fotografía aérea de la zona con el trazado de la actual N-502, en rojo, y el trazado original de la antigua carretera de tercer orden en amarillo, debido a la construcción de las presas de Cíjara en 1956 y García de Sola en 1962.


En la práctica, la actual N-502 casi no coincide con el trazado original salvo en la parte más cercana a Herrera del Duque.

Adentrándonos en la historia de la "carretera de tercer orden de Herrera del Duque a la de Navahermosa a Logrosán" nos tenemos que remontar a 1877, año en el que se aprueba el tercer Plan General de Carreteras, donde aparece mencionada por primera vez como "Herrera del Duque (en la carretera de Castuera a Navalpino) a la de Navahermosa a Logrosán, en dirección al puerto de San Vicente".

Plan General de carreteras de 1877. Provincia de Badajoz.

No obstante, no era más que una planificación. La construcción de la carretera se aprobaría unos años después, en 1882.

El trazado de la carretera abarcaba tres provincias; la de Badajoz, que le correspondían 31 km, la de Cáceres con 9,7 km y la de Toledo con 30,3 km.

En octubre de 1882 comenzarían las obras de construcción de la carretera en la provincia de Badajoz, con un presupuesto estimado de 1.281.081 pesetas de la época.

Sin embargo, las obras de los tramos comprendidos en las otras dos provincias se retrasarían un poco, siendo en 1885 cuando comenzaron las obras del tramo que atravesaba la provincia de Cáceres, con un presupuesto de 345.777 pesetas, el cual curiosamente fue construido e incluido en los tramos de la provincia de Toledo, y finalmente, en 1886, comenzaron las obras de los tramos de la provincia de Toledo.

Situación de la carretera según el Mapa Itinerario de las obras Públicas de 1889
Las obras de construcción de la nueva carretera avanzaban a buen ritmo.

En 1889 se concluye el tramo de carretera comprendido entre el Portillo de Cíjara, en el límite de las provincias de Badajoz y Cáceres, y la Nava de Ricomalillo (Toledo).

En la provincia de Badajoz solamente estaban construidos los 6,5 primeros kilómetros de carretera partiendo de Herrera del Duque. El resto de la carretera hasta el Portillo de Cíjara se encontraba aún en construcción.

Durante este periodo de tiempo se construyeron algunas obras relevantes de la carretera, como el puente de Benazaire, aún existente en la actualidad, que salva el arroyo del mismo nombre.

El proyecto original fue redactado por el ingeniero de caminos D. Guillermo Cuadrado en 1881, pero el definitivamente construido lo fue según el modificado redactado por su colega D. José Rodríguez Spiteri en 1890, fecha de su construcción.

Consta de cinco arcos de medio punto de 10 m de luz cada uno. Su estructura es de fábrica, alternando mampostería y ladrillo. Las bóvedas de los arcos están completamente realizadas con ladrillo a sardinel.

Puente de Benazaire
A las afueras de Herrera del Duque encontramos el puente de Peloche, sobre el arroyo Pelochejo, que aún presta servicio en la actual N-502.

Consta de cuatro arcos escarzanos de 8 m de luz cada uno. Al igual que el anterior, la bóveda de los arcos y tajamares están construidos con ladrillo. En los tímpanos y paramentos se utiliza mampostería de piedra local.


A principios de la década de 1890 queda finalizado el tramo de la carretera entre Herrera del Duque y el Portillo de Cíjara.

Ya solamente quedaba pendiente la construcción del puente metálico sobre el río Guadiana, en el Portillo de Cíjara, que junto a sus accesos, sumaban una longitud total de 161 metros.

La obra quedó finalizada en el año 1898, culminándose así la construcción completa de la carretera, apareciendo ya en la planimetría de aquel año.


En la Revista de Obras Públicas se publicó un reportaje acerca de esta obra, que lo podéis ver en el siguiente enlace.

En las fichas de puentes de la Demarcación de Carreteras del Estado en Extremadura, provincia de Badajoz, disponían de la siguiente información sobre dicho puente. Sin embargo ya no estaban disponibles las tres fotos que decían adjuntar.





Las numerosas cuestiones técnicas obligaron a modificar el proyecto original del puente, con el consiguiente retraso en su construcción, que se extendió entre los años 1888 y 1898.

Los ingenieros de caminos involucrados en la construcción de este puente son los mismos que hemos visto en el puente de Benazaire.

El proyecto original del puente fue redactado por el ingeniero de caminos D. Guillermo Cuadrado, en el año 1886, modificado posteriormente por su colega D. José Rodríguez Spiteri, en 1894.

El puente constaba de un único vano, pues el encajonamiento del río Guadiana en la zona del Portillo de Cíjara así lo permitía, evitando apoyos intermedios situados dentro del cauce del río.

Dicho vano se trataba de un tramo metálico con tablero inferior, formado por dos cerchas metálicas del sistema Linville que alcanzaban una luz de 60 metros. Toda la estructura metálica se apoyaba sobre dos estribos, construidos con sillería y mampostería, situados en las márgenes del río.

Sin embargo, ha sido posible conseguir una foto de este desaparecido puente.

Eduardo Hernández-Pacheco, geólogo de profesión, capturó de esta forma el último trozo de carretera construido y el puente metálico del Portillo de Cíjara, hoy desaparecido.

Antiguo puente metálico del Portillo de Cíjara
1.2. Nuevas carreteras que surgieron en la zona.

Como hemos visto, la "carretera de tercer orden de Herrera del Duque a la de Navahermosa a Logrosán" quedó concluida en los últimos años del siglo XIX.

Con el paso de los años se vio la necesidad de construir nuevas carreteras con el fin de mejorar las comunicaciones locales.

En el tramo de la carretera entre Puerto Rey y el Portillo de Cíjara se llegaron a construir otras tres que partían o morían en la citada carretera de tercer orden.

1.2.1. Carretera de Navahermosa al Portillo de Cíjara.

El 8 de junio de 1883 se aprobó por ley la inclusión en el Plan General de Carreteras de 1877 de una nueva carretera de tercer orden que partiese de Navahermosa (Toledo) y terminase en el Portillo de Cíjara, aunque realmente empalmaba con la carretera de Herrera del Duque a la de Navahermosa a Logrosán unos kilómetros antes de llegar al Portillo.

Durante las décadas siguientes poco se avanzó en su proyecto.

Tras la publicación del Plan General de Carreteras de 1914 se aprobaría la construcción de los 70 kilómetros, quedando concluidas las obras de esta carretera a mediados de la década de 1920.

Tramos en construcción de la carretera de Navahermosa a Portillo de
Cíjara según la Estadística de Obras Públicas de 1921
1.2.2. Los caminos vecinales de Helechosa de los Montes y Castilblanco al Portillo de Cíjara.

Con el fin de dar acceso a poblaciones cercanas a la carretera de Herrera del Duque a la de Navahermosa a Logrosán se plantearon nuevas carreteras construidas por la Jefatura de Obras Públicas de la provincia de Badajoz, pero que posteriormente dependerían de la Diputación Provincial de Badajoz.

Serían dos caminos vecinales: el de Helechosa al Portillo de Cíjara y el de Castilblanco al Portillo de Cíjara.

Ambos fueron impulsados tras la aprobación del Plan General de Caminos Vecinales de la provincia de Badajoz en 1926, que proponía la construcción de hasta 2.411 km de nuevos caminos vecinales, cifra que poco después se vería aumentada con la paulatina aprobación de otros nuevos.

El primero de ellos, el de Helechosa de los Montes al Portillo de Cíjara, se comenzó a construir en la década de 1920, antes de la aprobación del citado Plan de Caminos Vecinales.

Su desarrollo completo y trazado original, que posteriormente fue parcialmente inundado por la presa de Cíjara, construida precisamente en el Portillo de Cíjara, lo podemos ver a continuación, basándonos en una fotografía aérea actual.

Camino vecinal de Helechosa de los Montes al Portillo de Cíjara
Y el segundo, el de Castilblanco al Portillo de Cíjara, fue aprobado e incluido en el citado Plan en el año 1933.

Su desarrollo completo y trazado original lo podemos ver a continuación. 

Camino vecinal de Castilblanco al Portillo de Cíjara
Una de las peculiaridades del trazado es que la carretera se bifurcaba en las proximidades de Castilblanco: un ramal daba acceso a la localidad y el otro la circunvalaba, empalmando con los caminos vecinales de Valdecaballeros a Castilblanco y el de Castilblanco a la carretera de Herrera del Duque a la de Navahermosa a Logrosán.

Como veremos más adelante, el trazado de este segundo camino vecinal cobrará especial importancia en la historia de la carretera protagonista de este post, pues actualmente forma parte del trazado de la N-502.

Pero para ello deberemos estudiar los cambios de trazado que sufrió la carretera por la construcción de las presas de Cíjara y García de Sola.

Pero eso será en el siguiente post de la serie.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada