sábado, 23 de abril de 2016

Las carreteras urbanas de Cáceres (I). Hasta 1940.

Hace tiempo analicé en un post la evolución de las carreteras urbanas de Mérida a lo largo del tiempo, en el que se podía ver cómo habían cambiado las que discurrían por su interior debido, por una parte, al incremento de sus tráficos y, por otra, al crecimiento de la propia ciudad que iba interfiriendo de manera negativa en sus capacidades.

Un lector del blog me preguntó que si no tenía previsto realizar el mismo estudio para otras localidades extremeñas. Le contesté que así era mi intención, sólo que los temas pendientes se me iban acumulando y las primeras intenciones se dilatan en el tiempo. Es curioso que cuando empecé el blog una cosa que me preocupaba era que no tuviera temas suficientes para darle una continuidad, pero veo ahora que el problema es justo el contrario.

En este post iniciaré la descripción de la evolución histórica de las carreteras urbanas de Cáceres, ciudad en la que crecí, aunque ya no viva en ella.

En Cáceres, las carreteras que parten o discurren por su tramo urbano son:

  • La N-630, de Gijón a Sevilla.
  • La N-521, de Trujillo a Portugal.
  • La EX-100, de Cáceres a Badajoz.
  • La EX-206, de Cáceres a Villanueva de la Serena.
  • La EX-390, de Cáceres a Torrejón el Rubio.
  • La CC-38, de Cáceres a Casar de Cáceres.

Las autovías A-66, Ruta de la Plata, y A-58, de Trujillo a Cáceres, no tienen itinerario urbano y debido a su reciente construcción no han sufrido ninguna variación, pero al sustituir a la N-630 y a la N-521, los tramos urbanos de éstas han cambiado su denominación como luego veremos.

En el gráfico que vemos a continuación se puede apreciar cómo es actualmente el entramado de carreteras urbanas de Cáceres.

De Miguelangelbc10 - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=41742972
Las carreteras aparecen según sus trazados actuales, pero la evolución desde sus orígenes hasta ahora ha sido larga y complicada.

Lo primero que quiero destacar es que hablaré específicamente de carreteras y no de caminos, pues el origen de éstos se pierde en los albores de la historia, desde el mismo momento que se empezaron a realizar viajes en caballos, diligencias o cualquier otro medio, se abrieron caminos que daban buen servicio a los mismos pero que no cumplían con un mínimo de exigencia en cuanto a trazado, persistencia en las buenas condiciones de tránsito ni nadie que se preocupara por su conservación. Condiciones que debieron mejorarse con el advenimiento de los vehículos a motor.

Como ya indiqué en el post de las casillas de peones camineros, no es hasta 1761, reinando Carlos III, cuando se plantea por primera vez la problemática de la red de carreteras en el contexto general de la política de Estado.

La primera carretera extremeña, propiamente dicha, es la carretera de Extremadura que seguía el Camino Real de Extremadura, actual A-5, anteriormente N-V, cuyo trazado, como es obvio, nunca discurrió por Cáceres.

Hemos de remontarnos al primer plan de carreteras, en el que se contemplaba una serie de caminos a acondicionar y convertirlos en las primeras carreteras. Ese primer plan, de 1860, recogía tanto las carreteras ya ejecutadas anteriormente como las que estaban previsto realizar en un primer intento planificador.

En la provincia de Cáceres el plan contemplaba las siguiente carreteras:


En este primer plan ya podemos ver las siguientes carreteras que discurrirían por Cáceres:

Carreteras de primer orden:
  • Trujillo a Cáceres.
  • San Juan del Puerto (Huelva) a Cáceres por Valverde del Camino, Fregenal, Zafra y Mérida.
  • Salamanca a Cáceres por Béjar y Plasencia.

Carreteras de segundo orden:
  • Cáceres a Alcántara.

En total cuatro carreteras que el lector ya puede adivinar que son el embrión de dos de las carreteras nacionales que discurrirían por Cáceres, la N-630 y la N-521, con el tramo Trujillo a Cáceres y el inicio entre Cáceres y Malpartida de Cáceres y entre esta localidad y Valencia de Alcántara.

En 1864 hay un nuevo plan y éstas son las carreteras contempladas:


Nada nuevo en lo que se refiere a Cáceres.

En el plan de 1877 aparecen las siguiente carreteras:


En la que aparece el origen de la EX-206, como carretera de tercer orden de Cáceres a la estación de Medellín (Badajoz) por Miajadas.

A partir de este momento, todas las nuevas carreteras que se fueran a incluir en el citado Plan de Carreteras debería aprobarse por una ley. Así la inclusión de la carretera de Cáceres a Torrejón el Rubio se aprobó mediante Ley de 17 de marzo de 1883.

La carretera entre Cáceres y Badajoz tampoco aparecía, pues no se incluyó en el Plan de Carreteras hasta su aparición en la Ley de 20 de julio de 1883, asignándole el nombre de "carretera de tercer orden de Cáceres a Badajoz, por el puerto del Clavín". Según la Memoria de Obras Públicas de 1894, los primeros 7 kilómetros, en su origen en Cáceres, estaban en construcción en ese año y en la de 1901 ya consta como construida toda la carretera en la provincia de Cáceres.

Podemos concluir que en el cambio de siglo XIX a XX se encontraban construidas todas las carreteras que accedían a la localidad, al menos en los kilómetros más cercanos, con lo que ya tenemos situado el origen de las carreteras urbanas de Cáceres.

Situadas sobre la fotografía aérea actual de Cáceres, podemos dibujar cómo eran los trazados originales de las carreteras citadas, que son hoy grandes avenidas de la localidad

  • En rojo, la carretera de San Juan del Puerto (Huelva) a Cáceres. Su trazado llegaba hasta la calle San Antón, entrada entonces de Cáceres, con su correspondiente fielato, y discurría por la entonces avenida de Armiñán, hoy avenida de España, en el paseo de Cánovas. También a destacar que su trazado original fue modificado posteriormente con la construcción de la nueva estación de ferrocarril en 1963, como veremos.
(Detalle plano urbano 1931. Sig Cáceres. goo.gl/13xtfK)
  • En azul claro, la de Salamanca a Cáceres. Discurría por las actuales avenida Ruta de la Plata y Gil Cordero, siendo común con la anterior hasta San Antón, entrada a Cáceres.
  • En marrón, la de Cáceres a la estación de Medellín. Discurría por la actual avenida Antonio Hurtado hasta la confluencia de las dos anteriores hasta San Antón.
  • En verde, de Trujillo a Cáceres. Esta carretera tenía su origen, según el plano de 1931, en la zona de la plaza de toros.
(Detalle plano urbano 1931. Sig Cáceres. goo.gl/13xtfK)
  • En amarillo, la de Cáceres a Torrejón el Rubio. Tenía su inicio en el final del casco urbano en la plaza de San Blas.
  • En naranja, abajo a la izquierda, el inicio de la carretera Cáceres a Badajoz en su trazado por Aldea Moret.
  • En violeta la de Cáceres a Casar de Cáceres, que como hemos visto antes, también se iniciaba en la plaza de toros, junto a la de Trujillo.

Este esquema de carreteras se mantuvo estable hasta el Plan General de Obras Públicas o Plan Peña, de 1940, que reclasificó todas las carreteras dependientes del Estado.

Las nuevas carreteras fueron:

N-630

Se constituye mediante la unión de varias carreteras anteriores, entre ellas la de Salamanca a Cáceres y la de San Juan de Puerto a Cáceres, en su tramo entre esta localidad y Los Santos de Maimona.


El trazado de la N-630, en rojo, queda completado a su paso por la localidad de Cáceres y sólo el antiguo trazado de la carretera de San Juan del Puerto hasta la calle San Antón por el paseo de Cánovas, en azul claro, queda fuera de la nacional, de titularidad del Ministerio de Fomento, que pasaría a llamarse CC-802 más tarde.

En esta carretera, en su acceso norte, estaba la gasolinera y los talleres Mirat. Inicialmente fuera de la localidad, actualmente se conserva la gasolinera dentro del entramado urbano en su misma situación al final de Gil Cordero.


N-521

El mayor cambio se producirá en la nueva carretera N-521, de Trujillo a Portugal por Valencia de Alcántara. En el Plan Peña podemos ver cómo se constituyó esta carretera.


Se constituiría por la unión de dos carreteras, la Trujillo a Cáceres y la Cáceres a Portugal por Valencia de Alcántara, así como el camino vecinal entre ambas carreteras para darle continuidad.

Sus trazados podemos verlos en la siguiente foto áerea.


En verde, la Cáceres-Trujillo ya conocida. En amarillo, el camino vecinal que discurría por lo que después serían la avenida Hernán Cortés, Gral. Primo de Rivera y el paseo de Cánovas por el lado del edificio del INSS. Y en azul oscuro, la Cáceres a Portugal por Valencia de Alcántara.

La conexión de la carretera de Trujillo con el camino vecinal supuso la demolición de parte de la edificación de lo que hoy es el colegio "Delicias", el antiguo "Perejil", como podemos ver en esta evolución de fotos aéreas de 1945 y 1956.

(Foto: Vuelo americano serie A. 1945)
(Foto: Vuelo americano serie B. 1956)
El trazado final de la N-521 podemos verlo a continuación en verde.


Conviene remarcar, llegados a este punto, que la avenida Virgen de Guadalupe nunca estuvo en el trazado de la N-521, aunque mucha gente así lo crea.

Con lo cual ya teníamos definidos los trazados de dos de las tres carreteras nacionales que discurrían por Cáceres. Un aspecto a destacar es que la N-521, para asegurar su continuidad, tenía un tramo común con la N-630, por las actuales Gil Cordero y avenida Ruta de la Plata.

N-523

La otra carretera nacional, de la que hasta ahora no hemos hecho ninguna mención, fue la N-523, de Cáceres a Badajoz.

En su origen en Cáceres, su trazado no varió con respecto a la antigua carretera de Cáceres a Badajoz por el puerto del Clavín.

Discurría por la barriada de Aldea Moret y tenía un paso a nivel con la línea de ferrocarril de Cáceres a Portugal.


Podemos ver el trazado en verde claro en la foto aérea anterior.

Resto de carreteras

El resto de carreteras urbanas no sufrió ninguna variación en su trazado hasta 1940.

La carretera de Cáceres a Medellín pasó a denominarse C-520.

El resto de carreteras locales cambiaron su denominación en los años sesenta como veremos.

En 1940, por tanto, las carreteras urbanas tenían la siguiente disposición:


Hasta aquí llega la primera parte de la historia de las carreteras urbanas de Cáceres. Cubre el periodo temporal desde el origen de las mismas hasta 1940.

El resto de la historia la iremos contando en posts futuros.

El segundo capítulo ya puedes consultarlo en "Las carreteras urbanas de Caceres (II). 1940-1990.".

6 comentarios:

Publicar un comentario

sábado, 9 de abril de 2016

"Carreteras nacionales". Reportaje RTVE.

En enero contactaron conmigo para ver la posibilidad de intervenir en un programa de RTVE. La verdad es que la sorpresa fue grande y después de un primer momento de estupor accedí a estudiar la posibilidad de hacerlo.

Me comentaron que era un programa de reportajes sobre un tema determinado que se emitiría en RTVE, más concretamente en el canal 24 h, y lo realizaban unos periodistas y colaboradores de los Servicios Informativos de RTVE-Cataluña.

Su nombre era REPOR.


Me comentaron que querían hacer un programa sobre las carreteras nacionales, pues había una gran variedad de polémicas e historias alrededor de ellas.

Desde localidades que sufren las consecuencias de un gran tráfico que discurre por sus travesías, con la inseguridad que ello comportaba, sobre todo para sus habitantes, hasta las que se han visto completamente abandonadas, quedando en el olvido, al desviarse por una autovía que funcionaba como una variante de trazado.

Negocios que se arruinan, medios de vida desaparecidos, en los antiguos trazados, y otros que florecen en los nuevos. Historias de un pasado próspero, pasando por un presente desolador y un futuro que no existe.

También abordarían problemas colaterales a las carreteras, tales como el paso de fauna por ellas, que ya traté en el post "Atropello de animales en carreteras" que además se ha visto agravado por la reciente modificación de la Ley/2014, del Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, en la que el conductor pasa a ser, en la práctica, el único responsable del accidente. Tema al que dedicaré un post próximamente, pues el tema no deja de tener su enjundia.

También querían dar un punto de vista nostálgico sobre lo que significaron los viajes en el pasado por las carreteras nacionales, de una única calzada, en la que los viajes duraban muchas horas, ahora eliminados de la vida diaria por los más rápidos en las modernas autovías.

Les pregunté cómo habían dado conmigo y la respuesta obvia era que lo habían hecho a través de este blog, y más concretamente la entrada "Recorriendo la antigua carretera de Extremadura", que según ellos recogía perfectamente lo que estaban buscando.


Querían visitar los lugares abandonados que se veían en el post y que yo se los explicara de una manera informal y dinámica.

Me pareció una buena idea y accedí gustoso, pues no en vano es muy coherente con el objetivo real de este blog: recuperar la historia de las carreteras.

Quedamos a principios de febrero Jaraicejo para grabar en una mañana. Ya iríamos viendo los lugares e improvisando.

El día de invierno se presentó nuboso y con una niebla espesa al norte del puerto de Miravete, lo cual dificultó la grabación.

Al final grabamos en los puentes de Jaraicejo de los que hablé en la entrada "Paso del río Almonte de la N-V".


También en la fuente de la subida del puerto de Miravete, inmersos en una gran niebla.


Llegamos hasta la única casilla de peones camineros camineros que queda ya en el tramo, en el cruce de Casas de Miravete. Situada sobre el trazado más antiguo de la carretera, hoy presenta un estado de semirruina.


Grabar en los negocios situados antes del puente de Almaraz, como el Moya, con una gasolinera ya desaparecida, o la Playa de Extremadura, fue imposible por la citada niebla, a pesar de su evidente interés, pues en ellos se podía ver el abandono de unos negocios que fueron prósperos en el pasado.



Y finalizamos en el mismo puerto de Miravete, cerca de la intersección con la EX-386, carretera de Deleitosa, en el que debido a la práctica inexistencia de tráfico por la N-V grabamos el final de la entrevista paseando, tranquilamente y sin ningún coche que nos molestara, por encima de la propia carretera.

Me comentaron que tenían que grabar en más sitios, cuatro o cinco, para completar el programa.

Tenían previsto tenerlo preparado a mediados de marzo y emitirlo por esas fechas o principios de abril. Su duración era de media hora y que me avisarían cuando se emitiera.

Pensando en la duración y en los múltiples temas, era fácil darse cuenta que el tiempo en pantalla iba a ser escaso, por ello les rogué que me informaran de su emisión y de si finalmente aparecía en el programa, pues era perfectamente posible que no saliera en la versión definitiva del programa.

A mediados de marzo me llamaron indicando que ya tenía fecha de emisión, el 3 de abril. Les insistí en la pregunta de si yo salía en el programa a lo que contestaron con un "por supuesto", que cerraba el programa y me habían puesto la dirección del blog en un rótulo al pie durante la entrevista.

Bueno, el resto ya es conocido. El programa se emitió y el reportaje lo podéis ver a continuación. Aparezco en los últimos minutos.


Espero haber hecho honor a Baltasar Gracián. "Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Y aun lo malo, si poco, no tan malo".

4 comentarios:

Publicar un comentario